CADEComunicación

UN VIAJE DE INCENTIVO COMBINA LA PARTE LÚDICA Y DE TRABAJO CON EL OBJETIVO
DE AUMENTAR EL COMPROMISO DE LOS TRABAJADORES CON SU EMPRESA

VIAJES DE INCENTIVOS

Un viaje de incentivo no es sólo un viaje de placer. Estos se preparan y planifican, con todo detalle, acorde a las necesidades de la empresa, combinando la parte lúdica y de trabajo para lograr los objetivos buscados.

Dentro del evento se desarrollan otros actos paralelos enfocados a mejorar la productividad de la empresa a través de cursos, exposiciones, charlas o cualquier otro acto personalizado con el fin de lograr una mayor motivación, comunicar o presentar un nuevo producto.

Un viaje de incentivos es una de las técnicas más utilizadas para motivar a los trabajadores, para comunicar los planes de su empresa o para presentar un nuevo producto a sus clientes. Los viajes de incentivos son la mejor herramienta para lograr los objetivos perseguidos por su empresa.

Está demostrado que los trabajadores adquieren un mayor compromiso con la empresa tras una experiencia inolvidable. No olvide que un trabajador contento es un trabajador comprometido con la empresa, mientras que un empleado desmotivado le produce un mayor costo, al bajar su productividad, y al mismo tiempo provoca un efecto negativo en sus clientes.

QUE APORTAN A SU EMPRESA

Aportan una mayor motivación al personal.
Facilitan la comunicación.
Incentivan a los trabajadores para lograr unos objetivos.
Se refuerzan las ventas.
Fomentan el trabajo en equipo.
Contribuyen a desarrollar nuevas relaciones interpersonales en un ambiente más distendido.
Provocan experiencias memorables que nunca se olvidan.
Su alta rentabilidad está claramente demostrada.

CREANDO EXPERIENCIAS ÚNICAS


 

 

¿Quiere agradecer a sus clientes la confianza depositada en usted? ¿Quiere presentarle sus productos a posibles inversores?

CADE Eventos le ofrece la posibilidad de organizar una experiencia única e inolvidable en Asturias para sus clientes o posibles inversores. Le recordarán como un gran anfitrión. 

 

Cenar en un palacio del siglo XIX, conocer la cocina asturiana de la mano de un cocinero con estrellas Michelín, un concierto de ópera en exclusiva, disfrutar de excelentes maridajes de vino o sidra con quesos de la tierra, visitar en helicóptero los Picos de Europa, disfrutar de una jornada de pesca en un barco de lujo en alta mar...